2pxLas Flores


Venancio Henriquez
Testimonio de Venancio Henríquez, habitante oriundo de Las Limas, quien sobrevivió el conflicto en la zona.
"La organización en esta zona se dió realmente por la explotación del hombre por el hombre que surgió en grandes escalas. Aquí en esta zona había latifundios, eran dueños de grandes parcelas, y mucha gente para poder sobrevivir les buscaba alquilada sus pequeñas parcelas y hacían sus frijolares y sus milpas y les cobraban un interés muy alto. Los obligaban a pagar con granos, y la parte de la  cosecha le entregaban al dueño y a través de eso se fueron haciendo de sus tierras y su dinero. Aquí fue la escasez de la tierra, unos pocos eran los dueños…ese fue el principio. Se apropiaban de la fuerza de trabajo de la gente, era una forma de explotación en diferentes escalas y eso vino a repercutir que la gente ya no pudo acceder, que ya no podía tener su parcela para hacer su milpa tranquilamente, la explotación se vivían en todos los lugares, de aquí se iban a  los cortes de café y allá nos seguían explotando, y eso permitió que la gente fuera tomando consciencia, todo eso trajo malestar a la oligarquía y comenzaron a reprimir al pueblo. Tenemos ahí la  masacre de los estudiantes en 1975 y en los cañaverales hubo masacres, represiones.., hubo huelgas en la clase obrera, en pie de lucha, desde aquí  íbamos a apoyarles la gente ….. Aquí en Las Flores el peso de la  fuerza lo tenía la iglesia conservadora. 


¿Cómo comenzó el proceso de concientización y organización en esta zona?

Muchos de aquí comenzamos  cuando venían personas de otros lugares, sobre todo de San Salvador, venían a orientar al pueblo,  de la Universidad de El Salvador venía un hombre con mucha conciencia proletaria, a lo último, estoy hablando de Francisco Sánchez, el fue de los primeros que comenzaron a concientizar a la gente de por aquí, era un hombre muy estudiado y muy humilde.  

Pasamos como cuatro años en una lucha intensa y continua,  yendo a San Salvador en actividades masivas.  Fue un proceso que tuvo su tiempo, toda la gente que íbamos tomamos conciencia, nos unimos en un solo movimiento luchando por los cambios sociales del país, sobre todo por los cambios de las estructuras que gobernaban en esos años.  
Fue un proceso que tuvo su tiempo, cuando todo el aparato estatal y militar lo lanzaron para esta zona fue cuando comenzó la persecución y represión del pueblo. Estaba en esos días la Policía de Hacienda, la Guardia Nacional y la Policía Nacional, quienes comenzaron a reprimir. Aquí en este pueblo estuvo la Guardia Nacional acompañado de los de ORDEN, y eran  quienes  hacían el trabajo de espionaje; esos  fueron tiempos de desapariciones  de gente joven y adulta, aquí en Las Flores se mataron a compañeros con choques eléctricos, y luego los dejaban botados en la calle para meterles temor a la gente, pero contrariamente eso sirvió también para animar y la población fue poniéndose muy alerta y se organizó. La gente era desaparecida, y todo eso permitió que la gente se pusiera muy alerta y se organizó el pueblo, mucha gente en esos días oía a Monseñor. Esa voz de profeta que muchos conocemos, y cuando los de ORDEN andaban vigilando quienes escuchaban a Monseñor también lo denunciaban con la Guardia , esa situación se fue

 

 dando a nivel nacional. Era delito también tener una Biblia. Aquí en Las Flores en un palo de amate que había colgaban a la gente también.

Un día yo iba a trabajar, y alguien me llamó y me dijo que había escuchado por ahí que en cuanto me encontraran me iban a matar. Un día  ahí estaban los de ORDEN vigilándome para matarme. Al siguiente día fue la masacre en Las Limas…Durante todos esos años a principios de los ochenta fue un sufrimiento terrible, de lo más duro que se puede vivir.

Cuando la masacre en Las Limas yo estaba allá por el cerro y desde allá oía los golpes en las puertas donde estaban cometiendo la masacre. Desde entonces ya no viví tranquilo, ya no pude dormir en la casa….luego de eso estuve doce años de separación con mi señora, con mi familia…de ahí gente de esta  se fue a refugiar a otros lados, en ese año del 81 hubo un gran operativo que provocó que la gente se fuera a refugiar a Las Aradas, allá los encajonaron, desde entonces decidimos encampamentarnos  para poder seguir la lucha…todo eso se hizo a nivel nacional, el enemigo no daba tiempo… .En esa etapa había mucha población civil que no tenía mayor conciencia o conocimiento sobre lo que estaba pasando pero ya en los campamentos fueron tomando conciencia  de la realidad nacional y ahí se fue fortaleciendo la organización político militar.   En los campamentos vivíamos como en un tribus, hombres y mujeres convivían, había unidad, de lo poco que había comíamos todos, de las  pobrezas que habían se comía, ahí había alfabetización , se enseñaba a leer y escribir, todo se compartía, la gente se fue educando a vivir de otro modo.,talvez el que llegaba de sus casa iba con algunas mañas, pero ahí en la convivencia con los demás se fue reeducando de nuevo, a practicar otros valores.

 Las Limas
Lugar de descanso y socialización en Las Limas, cantón de residencia de Venancio Henriquez.

SUFRIMIENTO…lo que se sufrió en esos años del 80 en adelante  fue el colmo, era un sufrimiento terrible. Ya antes de esos años también habíamos sufrido pobrezas, andábamos descalzos, con pantalones remendados, las mujeres y hombres descalzos, con caites de cuero crudo y cuero curtido. Pero cuando se vino  todo este movimiento de lucha fue un sufrimiento de lo más grande. Antes de eso  en las casas teníamos aunque sea tortillas de maicillo, en las montañas no teníamos ni sal ni tortillas, ni azúcar, solo estaba Dios dándonos fuerza y valentía,  pasábamos tiempales   sin comer, solo con agua, para ir calmando el hambre se hacían tortillas de matas de cabeza de guineo, de la cabeza del papayo se hacían también;  comíamos malanga…. era una cuestión de admirar…la gente de estas comunidades tuvo que pasar con ese trago amargo pero al mismo tiempo  con alegría y esperanza de que algún día se iba a lograr la victoria, esa era la fortaleza que Dios le daba a la gente…fue un peregrinaje como el que tuvo Jesús con sus discípulos…gracias a eso las nuevas generaciones están viviendo en un ambiente distinto.  

CUANDO QUEDO SOLO EL PUEBLO… todo esto  se llenó de bejucos, las casas no se miraban, todo  lleno  de charrales, de árboles y de todo lo que surgió de la tierra. Yo iba a Las Limas  y los caminos llenos de escobilla, montes por todos lados, daba compasión ver todo aquello, ya la gente de ahí había buscado donde  se iba a alojar, quedaron los animales solos,  daba tristeza cuando uno pasaba salían los chuchos, los gatos, algo muy triste que después de estar en su casa salirse no es cosa fácil.. …

Aún en estos tiempos hay que estar preparados para los acontecimientos que puedan venir, no podemos estar dormidos, por eso la organización sigue siendo lo más valioso que hay….

Entre los años del 82 al 86 este pueblo se convirtió en paso de tránsito…. aquí en el 86 hubo el operativo Carreño del Lempa para allá y llegó aquí también. Invadieron esta zona y le zamparon un montón de batallones. Esto provocó que mucha gente fuera a  refugiarse a Mesa Grande, en Honduras, ese fue un operativo muy pesado…Aquí el primero fue en mayo de 1982. Entraron  15 batallones con ejército de Guatemala y Honduras, y a como pudo el pueblo se defendió. En noviembre metieron ese operativo Carreño, nos buscaban hasta debajo de las piedra, era una gran aviación y el gran bombardeo por los charrales, solo Dios nos libraba de todo eso. 

Luego con el tiempo, ahí como en el 86 varias  familias de las que andaban en el monte fueron a tomarse la iglesia de Dulce Nombre de María, ese  pueblo que  ha sido de la extrema derecha, y cuando tenían a la gente ahí  informaron a la 4ª Brigada y capturaron a la gente. Ffue entonces que  medió la iglesia, el arzobispo; mediaron esa situación y la gente que estaba en la iglesia pidió que la repatriaran para sus lugares de origen. El Destacamento Militar No. 1 los mandó para Calle Real. De ahí para allá comenzaron los movimientos a manera de conseguir  el permiso para irse para los lugares de origen, al fin lo consiguieron con la ayuda de la iglesia y cuando venían para acá encontraron un montón de osbtáculos, venía el ejército , se sentían amenazados… ….la gente que llegó aquí no se echó para atrás a pesar de todo eso… después venían los batallones y los de ORDEN venían con ellos y señalaban a la gente para que los siguieran torturando, desapareciendo o asesinando. Desde aquí se los llevaban en helicópteros. Hubo  entonces capturas, desapariciones, bombardeos….Luego cuando vino el cese al fuego, la gente que estaba fuera se vino acercando aquí al pueblo por que aquí tenían s sus familias……  

TRABAJO DE ORGANIZACIÓN EN EL PUEBLO… Aquí en este pueblo seguimos con el trabajo de organización. La delincuencia aquí es leve. La misma organización social está permitiendo ir solucionando los problemitas que van apareciendo. El mismo pueblo se sigue lanzando para ver como defendemos la vida, por que no podemos, la historia se podría volver a repetir.

AQUÍ ES UN LUGAR SANO….Comparado con las situaciones extremas que se dan en otras zonas, nosotros podríamos decir que vivimos en un ambiente sano. Tener la tranquilidad que se tiene aquí es una dicha…aquí no hay homicidios, …aunque voy a poner un ejemplo, yo tengo un cultivo, por mucho que le haga yo siempre va aparecer hierba mala, así es una población, una comunidad, por mucho que se le haga siempre va tener algo por ahí que no la haga perfecta...

 Aquí se transmite  valores a la juventud desde el instituto y desde la iglesia. Se trata de dar una formación integral. Hay escuelas de padres y madres, para que la formación de las familias se vaya manteniendo. No son cuestiones antojadizas, a uno sino lo designoran podemos pasar  “en la luna”  y nos pueden  utilizar  en cuestiones inútiles, por no saber. Alguien puede tener un montón de conocimientos, pero también puede ser  utilizado sino tiene conciencia de varias situaciones, y aquí eso es lo importante, buscar que  no nos utilicen ….no nos podemos descuidar."