2pxLas Flores


 

En la zona de Las Flores, en lugares como lo que fue el caserío Los Urbina, existen ruinas de obrajes donde nuestros ancestros españoles procesaban el jiquilite. Este es un arbusto de hasta dos metros de altura del que se extraía el tinte conocido como añil o índigo. Este es un tinte azul que se usaba normalmente para teñir túnicas y ropa.

Según la Real Cédula datada en Valladolid el 13 de julio de 1558 y dirigida por el rey Felipe II al presidente y oidores de la Real Audiencia de los Confines refleja el interés por la nueva planta al pedir información sobre la yerba que “haze el mismo heffeto que el pastel” y que debido a esto se pudiese “traer a estos reinos y vastase para los paños que en el se labran seria una cosa de grande ymportancia y se escusaria de traer de francia ni de otro reino el pastel...”.

El añil, cuya producción tuvo el mayor auge entre 1760 y 1792, era exportado por criollos o inmigrantes españoles que residían en la ciudad de Guatemala. Estos lo compraban en grandes ferias anuales organizadas primero en Guatemala y luego en San Salvador, entre noviembre y abril de cada año, y transportado en mulas.
_______________________
Fuente: Libros “Historia de El Salvador, Tomo I” y “El Salvador: Descubrimiento, conquista y colonización”, de Jorge Lardé y Larín.   
Indigo 
Teñido con añil
       

Jiquilite
Planta de jiquilite, de donde se obtenía el añil o índigo. Existe un esfuerzo por revivir esta industria en el país en la actualidad.

Obraje
Ruinas de obraje descubierto en San Andrés, El Salvador, donde se procesaba añil en tiempos de la colonia.
                                                                __________________
                                                                 Página anterior FlechaRoja